jueves, 24 de abril de 2014

EL DIARIO DE GALICIA ► JORGE RIVAS, HIJO DE FINISTERRANS: EL DIPUTADO GALLEGO QUE HONRA A LOS EXILIADOS REPUBLICANOS EN ARGENTINA


El diputado gallego que honra a los exiliados republicanos en Argentina

Jorge Rivas, hijo de fisterráns, impulsa un proyecto de ley para instaurar el 14 de abril como Día Nacional del Exiliado Español en el país austral como homenaje a las personas que tuvieron que cruzar el Atlántico por la represión del franquismo.
Jorge Rivas presenta su proyecto
Jorge Rivas presenta su proyecto
Un diputado gallego en defensa de la memoria republicana y de los exiliados por el fascismo. El parlamentario Jorge Rivas, hijo de emigrantes de Fisterra y socialista aliado al gobernante Frente para la Victoria, presentó este lunes un proyecto de ley por el que pretende fijar el 14 de abril como Día Nacional del Exiliado Español en Argentina. Y lo hizo justamente un 14 de abril, en el 83º aniversario de la proclamación de la II República y durante una emotiva presentación en la que aclaró que impulsa la iniciativa "en homenaje a todos aquellos que se vieron obligados a abandonar su patria luego del derrocamiento de la República y durante la dictadura de Franco y que llegaron aquí en busca de un porvenir en libertad".

Tuvo que ser a millares de kilómetros donde se haya impulsado un proyecto de ley para homenajear a los republicanos represaliados, medida tan poco común en el Estado español o en Galicia. Constante apoyo también de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, el gallego Jorge Rivas estuvo acompañado por más descendientes de gallegos y por representantes de la Agrupación Federico García Lorca. Junto a ellos explicó que la elección del 14 de abril para la presentación de este proyecto pretende recordar la fecha "en la que se proclamó el nacimiento de la Segunda República, brutalmente abatida por la derecha reaccionaria" e invitar a la reflexión "sobre las terribles consecuencias que provoca la ruptura de los procesos democráticos por parte de las fuerzas que se oponen al progreso social".

Durante su comparecencia en una sala de la Cámara de Diputados, Jorge Rivas recordó que la República mudó en España "la vieja y reaccionaria monarquía después de un gran triunfo electoral de los sectores más avanzados del país" y alcanzó así una esperanza "que, no obstante, estaba destinada a frustrarse pocos años después". "Y no por las dificultades y contradicciones propias de ese proceso popular transformador que se proponía reparar injusticias y retrasos muy arraigados, sino por la cruda violencia de los poderosos", dice el diputado socialista, que advirtió en la Cámara de una guerra en la que "al lado de Franco intervino el régimen nazi de Hitler y el fascista de Mussolini".

"Desde 1939, fueron millares y millares de españoles los que partieron al exilio, por razones de conciencia, o para salvar sus vidas, o porque no podían trabajar ni vivir con dignidad en esa desgraciada España. Francia primero, y luego México y la Argentina fueron los países que más exiliados acogieron", recordó Rivas, que destaca que ya en noviembre de 1939 llegaron unos 150.

"Durante todos esos años de dictadura, caracterizados por una violenta represión, el franquismo cometió innumerables crímenes de lesa  humanidad que aún no han sido investigados ni sancionados", dijo también en clara alusión a la dejadez de las autoridades españolas tanto a la hora de investigar como de colaborar con la Justicia argentina, que sigue adelante con la querella contra el fascismo en España. Además, Jorge Rivas quiso homenajear también a exiliados que "hicieron grandes aportaciones a la cultura argentina" como Rafael Alberti, Manuel de Falla o Alejandro Casona, además de a los gallegos que fundaron editoriales como Emecé o Botella al Mar o a aquellos que editaron la revista De mar a mar.

"No hace falta subrayar que, más allá de las celebridades mencionadas, el contingente de personas que llegó a nuestra tierra después de 1939 se integró plenamente en la sociedad argentina, que los recibió con solidaridad y espíritu fraternal", dijo Rivas. "Es en homenaje a todos aquellos inmigrantes españoles que se vieron obligados a abandonar su tierra en busca de un mejor porvenir, y con el objeto de no olvidar las desgracias que ocasiona a un pueblo una guerra entre hermanos, así como para invitar a la reflexión sobre las consecuencias que lleva la rutpura de los procesos democráticos y la pérdida de los valores constitucionales, que proponemos instituir como Día Nacional del Exiliado Español la fecha de la proclamación del último gobierno democrático antes de la explosión de la Guerra Civil", remató el diputado, que es "optimista" de cara a que se logre la instauración de este homenaje al estar acompañado en la presentación del proyecto por "varios diputados de varias formaciones políticas".

Jorge Rivas, abogado socialista, fue reelegido como candidato del Frente para la Victoria, partido que apoya a la presidenta Cristina Kirchner. Hijo de emigrantes de Fisterra, su figura es muy reconocida y admirada entre la clase política argentina. En 2007, siendo vicejefe del Gabinete de Ministros, sufrió un ataque en su vivienda que le provocó lesiones que lo dejaron tetrapléjico. A pesar de sus dificultades –es incapaz de moverse y habla a través de un sofisticado sistema desde su csillaadera de ruedas– se reincorporó a su escaño menos de dos años después del suceso. Desde allí sigue defendiendo causas justas y continúa siendo admirado por simpatizantes y compañeros.