miércoles, 13 de agosto de 2014

JORGE RIVAS EN EL DIARIO TIEMPO ARGENTINO > SOBRE EL ACTO EN EL LUNA PARK CONTRA LOS FONDOS BUITRE

13/08/2014 Tiempo Argentino - Nota - Argentina - Pag. 6 

Con la presencia de ministros, legisladores y representantes de organizaciones de Derechos Humanos 
El kirchnerismo llenó el Luna Park bajo la consigna "Patria o Buitres" 

Militantes y dirigentes del oficialismo apoyaron la negociacion que lleva a cabo el gobierno en el litigio con los holdouts y, en medio del debate preelectoral, respaldaron el liderazgo de la presidenta Cristina Fernández. 

Ana Clara Pérez Cotten acotten@tiempoargentino.com

En el Día de la Reconquista que celebra la victoria soberana frente a la primera invasión inglesa y bajo la consigna "Patria o Buitres", dirigentes y militantes de los distintos espacios que integran el kirchnerismo colmaron ayer el Luna Park para apoyar la postura del gobierno en el litigio con los fondos buitre y –en una coyuntura signada por los rumores y las internas frente al variopinto mapa de candidaturas– ratificaron el liderazgo de la presidenta Cristina Fernández de cara a las elecciones de 2015.
Bajo la consigna "En el día de la reconquista de Argentina, Patria o Buitres", miles de militantes con banderas y bombos llegaron ayer a la tarde al mítico estadio cubierto.
Las agrupaciones Unidos y Organizados, Proyecto Nacional, Convocatoria Popular y MILES fueron las organizadoras del encuentro que combinó consignas y reflexiones sobre la negociación que el país mantiene con los holdouts y definiciones sobre el escenario político.
Sobre el escenario y rodeados por militantes, los dirigentes de las distintas agrupaciones se sentaron en una larga mesa y, si bien hubo sólo cuatro oradores, la intención fue mostrar paridad, representación y pluralidad al interior del oficialismo. La periodista Ángela Lerena y Néstor Piccone oficiaron de presentadores y, como si tomaran lista, repasaron el detalle de los dirigentes que se sentaron en esa mesa. Estuvieron la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto; el secretario Adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko; el diputado y referente de La Cámpora Andrés "Cuervo" Larroque; Lía Mendez, del Partido Humanista; Daniel San Cristóbal, del Frente Grande; Gustavo López, de Forja; Eduardo Sigal, de Acción para la Comunidad; Marcelo Duhalde, de Memoria y Movilización Social; Luis D'Elía, de Miles; Patricio Echegaray, del Partido Comunista; Oscar González, de Socialistas para la Victoria; y Carlos Raimundi, del Partido Solidaridad e Igualdad. Abajo, en las primeras filas de la platea, se sentaron varios dirigentes de peso: los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Educación, Alberto Sileoni; los diputados Hector Recalde, Liliana Mazure y Jorge Rivas; el titular de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez; y el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli.
El acto empezó con la entonación del himno nacional, con la cadencia de la versión que se oye en las canchas de fútbol, pero que también incluyó estrofas con el puño y la "V" de la victoria en alto. Tras la proyección de dos videos que repasaban los hitos históricos de las conquistas soberanas, D´Elía recordó el motivo de la convocatoria: "Queremos decirle a la presidenta que estamos orgullosos de cómo está conduciendo esta discusión, porque estamos seguros de que hay que defender los intereses del pueblo argentino." Mariotto abrió la ronda de oradores con referencias que cruzaron la impronta del boxeo del Luna Park con la "pelea" que está dando el país frente a los fondos buitre. "El desafío no es electoral sino sostener el rumbo del proyecto nacional, tenemos que estar atentos y reflexionar", sostuvo.
En esa línea, y en una crítica elíptica pero clara dirigida al ex intendente de Lomas de Zamora y diputado, Martín Insaurralde, fustigó a "los dirigentes que bajan nuestra bandera y suben otra" y los consideró parte de "la política previsible y protagonistas de una mezquindad de cuarta categoría". Pero también hubo lugar para la crítica interna: llamó a los dirigentes del oficialismo a "no estar cómodos" y a "predicar".
"Entre Patria o Buitres, Patria. Y Patria Grande", proclamó –a su turno– Bonafini, y se ganó un primer aplauso. Después, les pidió "un poco de vergüenza" a los dirigentes que endeudaron al país en el pasado y ahora ensayan posibles soluciones para la negociación. "Venga quien venga de presidente, Cristina nos debe conducir. Ella tiene que ser quien nos dirija", consideró.
La lectura de las adhesiones generó ovaciones tan fuertes como las que provocaron los discursos. Desde el ex presidente brasileño Luis Inácio "Lula" Da Silva y el ministro de Economía, Axel Kiciloff, hasta el gobierno de Venezuela y el mandatario de Entre Ríos, Sergio Urribarri.
D´Elia aprovechó su discurso para destacar la pluralidad de la convocatoria y recordó las luchas sociales que protagonizó en los noventa: “A ese infierno no vamos a volver, no nos vamos a dejar llevar otra vez a ese lugar, ni lo intenten.” El discurso de cierre estuvo a cargo del diputado y secretario General de La Cámpora, Andrés Larroque, quien apuntó contra quienes "ceden ante los intereses foráneos", en alusión a los medios hegemónicos de comunicación.
Tras señalar que "de las convicciones surge la organización" que respalda a los proyectos políticos, cuestionó a los sectores que sólo piensan en 2015 desde lo electoral y consideró que "el desafío es cultural”. “No negamos lo electoral, pero la política se ha ensanchado. Esa es la profundidad de este tiempo”, finalizó.

El discurso de cierre estuvo a cargo de "El Cuervo" Larroque, quien apuntó contra los medios locales que "ceden ante los intereses foráneos".

Alejandro Spivak desde Asunción

La presidenta Cristina Fernández arribó anoche a la ciudad de Asunción, Paraguay junto a los gobernadores de Entre Ríos Sergio Urribarri; Misiones, Maurice Closs, y Formosa, Gildo Isfran.
La llegada de la mandataria es en cierta forma en retribución a la visita que le hizo el presidente Horacio Cartes en setiembre del año pasado.
La apretada agenda de Cristina Kirchner en Asunción se iniciará hoy a las 10, con una audiencia privada con el mandatario de Paraguay. Posteriormente, en un acto protocolar en el Palacio de Gobierno, hará entrega al presidente Cartes de los muebles y pertenencias del Mariscal Francisco Solano López que estaban en poder de la Gobernación de Entre Ríos.
Este es el principal motivo de la visita de la mandataria que considera el gesto como "una reparación histórica". Acto seguido se prevé la firma de una declaración conjunta tras la cual los presidentes diálogarán con la prensa. Según la oficina de ceremonial del gobierno paraguayo, "la agenda bilateral con Argentina es amplia." El proceso de negociación del Anexo C del Tratado de Yacyretá y la hidrovía Paraguay-Paraná son algunos de los temas. El ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay Eladio Loizaga adelantó que se abordarán además con sus colegas argentinos los avances de la última reunión de ministros de ambos gabinetes y gobernadores de la frontera común, realizada en noviembre del año pasado en Buenos Aires.

Kicillof De Selección
Muchas organizaciones y dirigentes aportaron su adhesión. Los nombres fueron leídos durante el acto, pero hubo uno que se llevó, además de una ovación, una curiosa definición: "El Mascherano de la Economía", dijeron al anunciar el apoyo del ministro Axel Kicillof.


Tirada: 5000
Difusión: 20000