domingo, 17 de agosto de 2014

JORGE RIVAS EN DIARIO 'MIRADAS AL SUR' > ACTO CONTRA FONDOS BUITRE EN EL LUNA PARK

17/08/2014 Miradas Al Sur - Nota - Argentina - Pag. 12

ACTO MASIVO EN EL LUNA PARK
Argentina: Patria o buitres

FELIPE DESLARMES argentina@mirdasalsur.com

"Sólo caben dos posiciones en la historia: o se está a favor de los monopolios, o se está en contra de los monopolios" Mensaje a los argentinos, 25 de mayo de 1962, Ernesto Che Guevara.

El martes, en el Luna Park, se reunieron más de 10 mil personas. Fue mucho más que un acto partidario. Desarrollado por fuerzas y referentes que integran el nuevo espacio Convocatoria Popular junto a Proyecto Nacional y La Cámpora, en el marco de Unidos y Organizados, se elevó la consigna "Argentina: Patria o buitres" a una instancia de confluencia y unidad. A su vez, el lema corrió el eje de las discusiones sobre las fracturas o las grietas.
En ese contexto, la demostración de capacidad de movilización en la diversidad recupera la idea de transversalidad que aunó el Proyecto Nacional que dirige el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto y La Cámpora al acto organizado originalmente por Convocatoria Popular (integrado por el Frente Grande, Forja, Fundación Acción para la Comunidad, Memoria y Movilización Social,Miles, Partido Comunista, Socialistas para la Victoria, Partido Humanista, Solidaridad e Igualdad, Política y Comunicación, Propuesta Política de los Trabajadores, entre otros).
El escenario de lucha para los gobiernos populares es más amplio y la defensa de la soberanía también viene mostrando un correlato internacional y regional. Y es sabido que, en política, el espacio que no ocupa uno, lo ocupa el oponente. En ese contexto, el acto del Luna Park fue una férrea demostración de fuerza y movilización, alineamiento, pluralidad, y de recuperación de multipartidismo.
Ya Miles había demostrado capacidad de movilización llenando un Luna Park.Quizá por eso Luis D'Elía fue uno de los oradores de la noche. Los otros fueron Mariotto y Andrés Cuervo Larroque, referente de La Cámpora.
Una invitada especial que avivó la exigencia de la lucha por los derechos humanos fue Hebe de Bonafini, quien agradeció a Unidos y Organizados la invitación a hablar y remarcó, enérgica: "Patria o buitres. No hay mucho para elegir: Patria. Y grande, la más grande".
"Cuando empezamos esta pelea –continuó Bonafini–, a las Madres nos parecía que la economía y el Fondo Monetario no tenían nada que ver con la desaparición de nuestros hijos, hasta que nos dimos cuenta." Pidió a los jóvenes que "no abandonen la lucha, porque la pelea vale la pena: tenemos una Presidenta que es un lujo, a la que tenemos que reivindicar, apoyar y ayudar en lugar de pedirle todo".
El desarrollo del acto confirmó la expresión de transversalidad kirchnerista identificada con lo nacional y popular; recuperó la integración que profesa Unidos y Organizados como una organización de integración en la inclusión y la diversidad, reposicionándose como referencia político-social; fortaleció el concepto de trabajar por un programa y no por candidaturas, bajo la conducción de Cristina Fernández de Kirchner incluso luego de 2015.
A su turno, y en referencia a la organización, Larroque observó: "Algunos ven 2015 como un año de desafío electoral, pero no se equivoquen.
El desafío y el cambio en la Argentina es cultural". Y señaló cuatro puntos centrales sobre los que se debe trabajar: "Primero, la conducción que, como dijeron todos hoy, es Cristina. El segundo tiene que ver con las fuerzas políticas que le damos forma a este movimiento. El tercero es conceptual, el proyecto político nacional y popular que hay que seguir profundizando.
El cuarto es la estrategia electoral, pero eso es lo último, porque si no tenemos los otros tres puntos no hay estrategia electoral ni campaña de marketing que lo resuelva".
La integración de todos los matices partidarios permitió la distribución equitativa de espacios con despliegue de todas las banderas, y un escenario que se respaldaba en una tribuna con jóvenes de todas las agrupaciones.
Por delante de esa tribuna había una mesa integrada por los referentes de cada partido:Gustavo López, Eduardo Sigal, Marcelo Duhalde, Luis D'Elía, Patricio Echegaray, Oscar González, Hebe de Bonafini, Carlos Raimundi, Pedro Wasiejko, Hugo Cañón, Antonio Cartañá, Esther Sosa, el diputado Edgardo Depetri, Mariotto y Larroque. Entre ellos, destacadas figuras brindaban su apoyo: Alejandro Vanoli, presidente de la CNV; José María Di Bello, esposo de Alex Freire y copresidente del Instituto de Hombres contra el Machismo; Osvaldo Papaleo; el intendente de Ensenada,Mario Secco; el socialista Guillermo Francisco Torremare; los diputados Jorge Rivas y Eduardo Wado de Pedro; y los ministros Carlos Tomada y Alberto Sileoni. En la primera fila de la masiva concurrencia, las Madres de Plaza de Mayo; el diputado y nieto recuperado Horacio Pietragalla; José Pepe Sbattella, presidente de la UIF. Y entre los miles de oyentes, podían verse figuras como el histórico sindicalista de la CTA Victorio Paulón; o Ricardo Capelli, amigo del padre Mugica, que fuera baleado con la misma ráfaga que mató al cura.Como éstas, miles de historias comprometidas.
Ya había señalado Mariotto al abrir el acto: "El próximo gobierno va a encontrar una Argentina previsible, industrializada, organizada, desendeudada.
Y va a recibir un país desendeudado. Puede terminar el gobierno de Cristina, pero no su liderazgo. Nos quedamos acá para seguir consolidando el proyecto de Néstor y de Cristina. Porque puede terminar un gobierno, pero no un proyecto".
Luis D'Elía tuvo el discurso más fuerte. Con la voz quebrada en varios pasajes, y frente a una convocatoria exaltada, remarcó: "Estoy orgulloso de pertenecer a esta identidad donde hay comunistas, socialistas, cristianos, humanistas, peronistas, radicales, gente de todas las diversidades posibles, pero que, sobre todo, hay una militancia que tiene alondras en el alma y leones en el pecho. Y quiero decirle a Cristina que estamos orgullosos de que en vez de pensar en las tapas de los diarios de mañana esté pensando en los libros de historia de los próximos 100 años".
"Creemos que la organización vence al tiempo.Acá hay socialistas, comunistas y organizaciones sindicales –concluyó Larroque volviendo a la calma, y bromeando–, pero lo importante, como decía el general Perón, es que son todos kirchneristas".
El apoyo a la política de enfrentamiento a los buitres dejó de ser una referencia de las encuestas para convertirse en la expresión de un núcleo duro del kirchnerismo que reivindica la unidad latinoamericana.

Tirada: 12.185
Difusión: 48.740