miércoles, 24 de junio de 2015

Jorge Rivas en Ámbito Financiero >

24/06/2015 Ambito Financiero - Nota - Economía - Pag. 8 

Por Pablo Ibáñez.- 
Máximo, jefe de un scrum de La Cámpora de 35 diputados 

• LOS PUROS DE LA AGRUPACIÓN K SERÁN UNOS 22.
• PERO HAY UN PELOTÓN NUMEROSO DE ORBITALES QUE OPERARÁN EN SINTONÍA.
Por: Pablo Ibáñez
Máximo Kirchner, José Luis Gioja y Carlos Kunkel
Al margen de la coronación o no de Daniel Scioli como sucesor de Cristina de Kirchner en la presidencia, el neocamporismo proyecta celebrar su propio premio: anotar, en diciembre próximo, la conformación de un subloque dentro del FpV conformado por entre 20 y 25 dirigentes "puros" de La Cámpora, cifra que crece hasta a unos 35 si se suman los orbitales, ultra-K, que operarán en sintonía.

La presencia de Máximo Kirchner, candidato por Santa Cruz, unifica la referencia política en su figura. Así y todo, no está definido cuál será el rol del hijo de la Presidente en ese tiempo por venir que le impondrá otras reglas: por un lado, la visibilidad luego de años de secretismo y silencio; por el otro, el desafío de anudar un esquema a partir de la construcción de su propia referencia política.

"Máximo va a ser diputado, pero sobre todo trabajará en la consolidación y ampliación de espacio", explican a su lado. Andrés "Cuervo" Larroque, uno de los neocamporistas que rankea para reelegir -fue electo en 2011 por Capital y figura tercero en la boleta- aparece como el operador en ese rubro: fue en los años de conformación de La Cámpora, quien viajó por el país sembrando las cabeza de playa en cada provincia.

La expansión se coronó en el cierre de listas del último sábado: el neocamporismo anota a siete dirigentes propios entre los 18 entrables de la provincia de Buenos Aires con Eduardo "Wado" de Pedro al frente y Mayra Mendoza en el cuarto renglón; encabeza las tiras del FpV en Santa Cruz con Máximo K; en Córdoba, con Gabriela Estévez; en Santa Fe, con Marcos Cleri; y en Capital, con Axel Kicillof. La Cámpora también ubicó al primero en las boletas K de Corrientes con José "Pitín" Aragón, a Martín Doñate en Río Negro y a Ivana Serrano en San Luis. En tanto, ubicados en lugares blancos -alta chance de entrar- aparece Marcelo Santillán en Tucumán, Luciana Massín en Chaco, Santiago Igon en Chubut y Cristina Brítez en Misiones, entre otros.

La expansión numérica de La Cámpora será indudable: a los cuatro diputados que quedan en la Cámara, entre los que figura Juan Cabandié de la mesa chica de La Cámpora, le sumará casi 20 y un pelotón numeroso de cercanos, de Nilda Garré -dos en Capital- a Guillermo Carmona, segundo en Mendoza-, que formaron parte en estos años del dispositivo ultra-K y que, aun con matices, pueden ubicarse más cómodos o cercanos en el esquema capitaneado por Máximo que en la cofradía del peronismo.

Por eso, de los 22/25 "puros" el bloque cristinista, entendido como una entidad diferente a la del PJ territorial, puede creer a unos 35 entre los que aparecen autoridades de bloque como Juliana Di Tullio y María Teresa García, legisladores como Diana Conti y Edgardo Depetri, o incluso Carlos Heller. En la boleta del PBA aparecen otros aliados que sin ser del sistema neocamporista, operarán en esa sintonía: Adrián Grana de Nuevo Encuentro, el sciolista Jorge Rivas y el transversal Carlos Raimundi.

Hay, en un reparto extremo, figuras más inciertas: Julio De Vido, Diego Bossio o Carlos Kunkel -cuya esposa, Cristina Fioramonti, fue excluida de las boletas bonaerenses-, habitantes de la galaxia K, pero de buena sintonía con el PJ clásico, sobre cuyo alineamiento futuro hay miradas e interpretaciones. En verdad, el bloque cristinsita de La Cámpora más los orbitales K rondará los 35 legisladores, pero dentro de un bloque de entre 110 y 120 diputados que tendrá, a partir del 10 de diciembre próximo, el Frente para la Victoria (FpV) según los cálculos que hacen en el Congreso. Hay que remontarse a los años 80, cuando la pata sindical se apropiaba de buena parte de las listas -aquella famosa consigna del un tercio- para encontrar un antecedente en que un bloque tenga expansión territorial en todo el país y logre quedarse con un porcentaje tan amplio de un bloque político.

Vendrá, más adelante, el tironeo por los espacios a repartir porque, en el Congreso, dan por hecho que la hermandad de los gobernadores, que pondrá en el recinto a José Luis Gioja, entre otros, querrá recuperar el protagonismo que perdió en estos años y volver a tener centralidad, ya sea para manejar la Cámara, sillón que deja vacante Julián Domínguez -para el que los híper-K ya mencionan a "Wado" de Pedro -Eduardo Fellner tuvo, durante un período, ese manejo- o para ponerse al frente de la jefatura del bloque.


  Tirada: 18671
Difusión: 74684