lunes, 15 de septiembre de 2014

LETRA P > Mención a Jorge Rivas en nota sobre acto de La Cámpora #irreVersible >

14/09/2014 letrap.com.ar - Nota
 

Máximo Kirchner: “Si quieren acabar con el kirchnerismo, por qué no compiten con Cristina y le ganan”


Por Gabriela Pepe. El hijo de la Presidenta habló por primera vez en un acto público. Tuvo a su cargo el cierre del acto de La Cámpora, en Argentinos Juniors, ante 40 mil personas. Dijo que si el kirchnerismo pierde en 2015, volverá “a la calle, a reconstruir la fuerza política para gobernar en los próximos años”. Estuvieron Parrilli, Domínguez y Urribarri. Scioli no fue.

PCH_9912-1024x681
Máximo y su primer discurso público. Foto: La Cámpora

Se puso nervioso, se le cortó la voz y hasta alguna vez se le perdieron las palabras. Ante un estadio de Argentinos Juniors repleto, donde La Cámpora hizo la demostración de fuerza más importante desde su nacimiento, Máximo Kirchner habló en público por primera vez y promovió una nueva candidatura de la Presidenta. “Si Cristina está tan mal, es tan mala o no sirve. Si quieren acabar con el kirchnerismo por qué no compiten y le ganan y sanseacabó”,  dijo desde el escenario hijo presidencial, encargado de cerrar el acto.

Desde que comenzaron a llegar los militantes al estadio, después del mediodía, corría el rumor de que Máximo iba a participar del acto de La Paternal y que había posibilidades de que fuera uno de los oradores. Pero ni los miembros de la organización se atrevían a confirmarlo. Los once años de fantasías tejidas alrededor del hijo de la Presidenta mantuvieron el suspenso hasta que Máximo se ubicó en el medio del escenario, rodeado por la mesa de conducción de La Cámpora. Las pantallas lo ubicaban exactamente detrás del atril, sonriente, con las piernas impacientes, movedizas.

“En esta fiesta, inolvidable, maravillosa, irreversible, se me ocurren infinidad de cosas para decir, pero tengo la alegría de tener que comunicar e informar una sola cosa: hoy este acto inolvidable será cerrado por un compañero entrañable, solidario, el compañero que nos conduce, que es Máximo Kirchner”, anunció, escueto, el secretario general Andrés “el Cuervo” Larroque, en las únicas palabras que pronunció ante el micrófono. Antes habían hablado los diputados Mayra Mendoza y Juan Cabandié. No hubo discursos para el resto de la mesa de conducción de La Cámpora, José Ottavis,  Eduardo “Wado” de Pedro y Mariano Recalde, que custodiaron a Máximo en el escenario.

Ovacionado por todo el estadio, que explotó ante la presentación de Larroque, vestido de jean y buzo negro, Máximo empezó a llenar con palabras las expectativas generadas en la previa.  “Es la primera vez  que tengo un micrófono adelante. Les voy a pedir que me ayuden porque la verdad estoy sintiendo lo que siente mi hijo cuando le digo, ´dale, caminá´. Uno está aprendiendo a caminar”, dijo el hijo del ex presidente, nervioso, apenas se acercó al atril. Enseguida, dijo que le hubiera gustado “que quien estuviera hablando fuera Néstor” y aclaró que su presencia no debía dar lugar “a ninguna especulación más”, refiriéndose a futuras candidaturas nacionales. “No hay apellido milagrosos (…) Mis compañeros son mejores que yo”, agregó.

Acto Campora Argentinos Jrs. 13-9-14 (3)
Espinoza, Parrilli, Feletti, Domínguez y Urribarri, en al acto.

Abajo del escenario escuchaban algunos dirigentes del Frente para la Victoria. En primera fila se sentaron el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri; Martín Sabbatella; los intendentes Darío Díaz Pérez, Fernando Espinoza, Jorge Ferraresi, Juan Patricio Mussi, Lucas Ghi; el secretario de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, Luis D´Elía; el vicegobernador Gabriel Mariotto; y los diputados Diana Conti, Roberto Feletti y Jorge Rivas, entre otros. Axel Kicillof fue el único de los ministros del gabinete nacional que dio el presente.

“No pasa nada, si todos los traidores se van con Massa”, cantaba la militancia en las tribunas mientras Máximo hacía pausas para tomar agua y desaceleraba el discurso. “Parece mentira ahora, gente que estuvo muy al lado nuestro, verlos convertidos en punteros de algún candidato a presidente”, apuntó el jefe de La Cámpora.  Enseguida, pasó a la frase que hará ruido durante los próximos días tanto en los medios y la oposición como hacia adentro del kirchnerismo, donde ya hay varios precandidatos que iniciaron la carrera para la sucesión presidencial.

“Si Cristina está tan mal, es tan mala o no sirve. Si quieren acabar con el kirchnerismo, por qué no compiten con Cristina, le ganan y sanseacabó”, toreó Máximo, tras aclarar que la Presidenta se iba “a enojar mucho” por la frase que acababa de pronunciar. Después, dio una pista sobre cuál será el futuro del kichnerismo puro, si llega a perder las elecciones en 2015: “Nosotros volvemos a la calle a hacer lo que tenemos que hacer y a reconstruir la fuerza política para volver a gobernar la Argentina en los próximos años”.  Así, le marcó la cancha a quienes estén considerando posibles fugas  futuras: si el kirchnerismo no gana el próximo año, volverá en 2019.

Hacia el final del discurso apuntó contra la oposición y dijo que “no molesta la crítica, molesta la soberbia y la falta de humildad que tienen al hablar. Cuando les tocó gobernar han dejado el país patas para arriba, bañado en sangre en sus plazas”. También apuntó que “los números (de la economía) tienen que cerrar con la gente adentro,  no con la gente afuera. Eso lo hace cualquiera” y cerró, emocionado: “Estoy eternamente agradecido, es un sueño cumplido. He tratado de hablar lo mejor que pude”.


IMG_2180-1024x682
Hubo 40 mil militantes en La Paternal. Foto: La Cámpora

Un evento sin invitados

Aunque en la previa se especuló con que Daniel Scioli estaría presente   en el acto, el gobernador de la provincia de Buenos Aires no asistió al estadio de Argentinos Juniors. “Saludo a los jóvenes que participaron de #Irreversible. La política y la militancia son la herramienta para la transformación y el desarrollo”, dijo desde su cuenta de Twitter, haciendo referencia a la consigna que marcó la convocatoria, relacionada con “las conquistas del kirchnerismo”.

La demostración de fuerza de La Cámpora no sólo estuvo marcada por la cantidad de gente que movilizó – se calcula que unos 40 mil – y por la presencia y el discurso del hijo presidencial, sino por el hecho de que, según sus organizadores, no se convocó a ninguna figura. Ni Scioli ni los demás ministros del gabinete nacional, que no tienen relación estrecha con la agrupación, recibieron la invitación para participar del evento que La Cámpora consideró como “una bisagra” en su historia.

“Muchos que lo conocen y los que no lo conocían vieron una persona auténtica, con humildad y autenticidad en lo que dicen. Se caen muchas mentiras que decían los medios”, dijo Parrilli después del acto. Sobre la propuesta de Máximo de que Cristina sea candidata, Domínguez consideró que la Presidenta “es la dirigente más importante que tiene el movimiento y lo mejor que  puede pasar es que sea parte de la competencia electoral porque eso garantiza la representación genuina del Frente para la Victoria”. Sobre la imposibilidad de que Cristina pelee nuevamente por la Presidencia, tal como marca la Constitución, dijo: “Hay otros cargos en los que puede ir también”, refiriéndose a que podría encabezar cualquier lista que no sea la que tenga como destino la Rosada.

La fecha elegida por La Cámpora para el acto no fue casual. En Argentinos, la agrupación homenajeó a Néstor Kirchner, a cuatro años del acto del Luna Park en el que el ex presidente reapareció en público, apenas dos días después de una intervención cardíaca. Aquella noche, Cristina fue la oradora central, ante un estadio con 10 mil personas. En Argentinos, cuatro años después, la cantidad de militantes se cuadruplicó, con Máximo como principal custodio del poder acumulado.


Acceda a la nota web del medio