miércoles, 17 de septiembre de 2014

AHORA > DIPUTADOS > DISCURSO (INSERTADO) DEL DIP. SOCIALISTA JORGE RIVAS (FPV) EN EL DEBATE SOBRE LEYES PARA EL CONSUMIDOR>

Discurso (insertado*) del diputado socialista Jorge Rivas (bloque FpV) en la sesión iniciada el miércoles 17 de septiembre de 2014 en la Cámara de Diputados nacional, en la que se debate la actualización de la Ley de Abastecimiento, y la creación de un observatorio de precios y de un fuero judicial para atender reclamos de consumidores.

(*muchos oradores que estaban previstos han decidido insertar sus discursos para abreviar el tiempo del debate, para que no fuera demasiada extensa la sesión)

"Señor Presidente (de la Honorable Cámara de Diputados Nacional):

Según nuestra Constitución nacional, la Cámara de Senadores representa al conjunto de las provincias argentinas, a la totalidad de ellas, pero cada senador representa solamente a la suya propia. Y la Cámara de Diputados representa al pueblo de la nación, es decir que los 257 diputados que integramos esta cámara representamos a la totalidad del pueblo, sin reparar en los límites provinciales. Cada uno de nosotros, por lo tanto, representa a una parte de nuestra sociedad.
En mi caso, trato de representar desde esta banca a la parte pobre de nuestro pueblo, ya que los ricos tienen suficientes bancas que los representan bien en este recinto.
En esa inteligencia, para orientar el sentido de mi voto suelo hacer un ejercicio, que por lo general termina de convencerme acerca de cómo  debo votar. Ese ejercicio consiste en observar quiénes apoyan y quiénes se oponen a la norma que estamos tratando.
En este caso, más de treinta organizaciones empresarias, entre las que se encuentran la Asociación Empresaria Argentina, la Asociación de Bancos de Argentina, y la Sociedad Rural Argentina, manifestaron su oposición en un comunicado.  Su argumento consiste en que  "la experiencia histórica internacional ha demostrado que la prosperidad económica y la eliminación de la pobreza se han alcanzado en aquellos países donde el Estado no interviene discrecionalmente en el ámbito propio de las empresas privadas". Para variar, agregan la clásica amenaza sobre las pérdidas de puestos de trabajo y de inversiones que suele hacer este sector cada vez que ve peligrar sus privilegios.
Sé que hay algunos diputados de la oposición que suponen que las profundas asimetrías sociales y los abusos de los poderosos se resuelven por la sola acción de "la mano invisible del mercado", que además  optimiza la producción y la circulación de mercancías. Al menos eso es lo que dicen. En este bloque, en cambio, tenemos claro que "la mano invisible del mercado" solo sirve para meterse en el bolsillo de los trabajadores, y arrasar con las ilusiones de los más humildes y vulnerables de nuestro pueblo.
Nosotros estamos convencidos de que en esta etapa necesitamos una fuerte regulación de la economía por parte del Estado. Y como dice nuestra Presidenta, "esa intervención nunca debe ser neutral", ya que para equilibrar derechos el Estado siempre debe estar del lado del más débil en la disputa de intereses. En este caso, lo que tiene que hacer es ponerse del lado del usuario o el consumidor, que es el que padece los abusos de los más fuertes.
Dentro de esa lógica debemos inscribir estos proyectos que estamos tratando hoy, ya que solo pretenden hacer efectiva la defensa de derechos que desde la reforma del 94 tienen rango constitucional. Por otra parte, en el derecho comparado es muy común encontrarse con normas parecidas a las que estamos por sancionar. Las hay, por ejemplo,  en las legislaciones de Estados Unidos, Rusia, España, Brasil y Chile. Supongo que la oposición aceptará incluir a esos países entre los que considera serios.
En consecuencia, adelanto mí voto afirmativo a los proyectos que estamos tratando, y que ya tienen media sanción del Senado, ya que estoy convencido de que hoy estamos dando un nuevo paso en la dirección de la expansión de derechos para nuestro pueblo, y ratificando así el rumbo de profundización del proyecto popular, como respuesta concreta al hostigamiento político exterior e interior que este proyecto enfrenta.

Muchas gracias."

--
Informe:
Marcos Viancheto.
Prensa.