miércoles, 6 de mayo de 2015

RIVAS > FERIA DEL LIBRO > "No va a haber fin de ciclo porque no lo vamos a permitir" >

FERIA DEL LIBRO > DIPUTADO JORGE RIVAS
"No va a haber fin de ciclo porque no lo vamos a permitir"

Discurso del diputado nacional Jorge Rivas, socialista e integrante del bloque del FpV, esta tarde en la Feria del Libro de Buenos Aires (Sala Domingo Faustino Sarmiento del Pabellón Blanco), en la presentación del tercer libro del abogado y periodista Oscar González, secretario de Relaciones Parlamentarias del Gobierno Nacional.
En la foto, junto a Carlos Polimeni, Ricardo Forster, Oscar González​ y Carlos Raimundi.
Discurso fue leído por Rivas mediante el sistema informático con el que se comunica debido al cuadro de cuadriplegia que tiene desde noviembre de 2007, cuando recibió lesiones durante un robo:
"Hace ya unos cuantos años que mi amigo y compañero de militancia política Oscar González, dirigente de nuestra agrupación Socialismo para la Victoria, desempeña sus tareas como secretario de Relaciones Parlamentarias de la Nación sin dejar por ello de dar una cotidiana batalla en el terreno de la palabra. En efecto, el que presentamos hoy es su tercer libro, la tercera recopilación de sus notas de opinión, publicadas en diversos medios de Buenos Aires. Ninguno de ellos, claro, pertenece al Grupo Clarín. 
Es que los textos reunidos en el libro, en su conjunto, constituyen la afirmación militante de un rumbo: el que inició  en 2003 Néstor Kirchner, que interpretó como nadie  las demandas de las mayorías populares, que estallaron con vehemencia a fines de 2001. Ese rumbo que los socialistas abrazamos cuando nos convencimos de que estar ahí era nuestro papel en la etapa histórica que estamos viviendo.
La Historia, precisamente, es una de las protagonistas de este nuevo volumen. No sólo porque una y otra vez  los textos van al tiempo pasado en el que se fue gestando nuestra comunidad nacional: la Patria que estamos haciendo, según el título que Oscar eligió para su libro. A 1810, con Mariano Moreno y la Gaceta de Buenos Aires. A 1813, con el momento revolucionario de la Asamblea. También porque hay una mirada insistente puesta en  otro pasado, apenas menos remoto: el de los orígenes y el crecimiento del Socialismo en la Argentina.
Oscar González convoca en las páginas del libro a los viejos socialistas, a los de principios del siglo veinte, y a los que solo nos dejaron a principios de éste. Ellos se suman a la construcción de esta Patria. Son Juan B. Justo y Del Valle Ibarlucea, pero también Jorge Tula y el maestro Alfredo Bravo, nuestros contemporáneos, nuestros compañeros, a quienes no podemos recordar sin emoción. 
Pero no es que esa mirada histórica relegue la discusión del día a día, la controversia en caliente con ese enjambre de intereses mezquinos y salvajadas políticas que en nuestro país da en llamarse "oposición". Ya en la primera de las notas, el autor endilga el mote de "patéticos lumpenburgueses" a unos forajidos, bien que de clase media acomodada. Ellos acababan de agredir a Axel Kicilloff durante un viaje en un medio de transporte público, hace unos dos años.
En la misma línea, otras polémicas de pura actualidad recorren las páginas hasta el final del volumen. Desfilan así las invectivas contra Hermes Binner, que usurpa el nombre socialista. El desenmascaramiento de las zancadillas mediáticas de la reacción. Los argumentos a favor de una reforma constitucional. La respuesta dura a quienes agitan añejos prejuicios contra los inmigrantes.
Y aun hay otra línea en esta recopilación. Tan persistente y sólida como la de esa serie de polémicas de coyuntura y como el buceo en las aguas del pasado. Una línea que se advierte a pesar de la inevitable dispersión de contenidos que se manifiesta en toda reunión de escritos independientes entre sí. 
Esa línea es la perspectiva regional, que amplía el debate político de lo argentino cotidiano para ponerlo en relación con los procesos electorales en Chile, Brasil, Uruguay, por solo citar unos pocos casos.  La victoria de Dilma Rousseff, por ejemplo, que se logró, escribe Oscar, "contra los deseos de las corporaciones y la prensa hegemónica". Esa alusión le permite al autor enlazar el destino del proceso popular que puso en marcha el PT con el que encabeza Cristina Fernández de Kirchner en nuestro país: "El presagio fue derrotado", escribe,  "como lo será el intento de barrer en 2015" con la década kirchnerista. "No hay ni habrá fin de ciclo, restauración conservadora ni nada que se le parezca", concluye.
No va a haber fin de ciclo porque no lo vamos a permitir, es lo que parece decir Oscar, porque en la Historia todavía hay lugar para la voluntad. Y para la militancia, que también se hace escribiendo". 

--
Informe.
Marcos Viancheto.
Prensa.