jueves, 9 de abril de 2015

91% de la Cámara de Diputados votó a favor de la reestatización de trenes >

91% de la Cámara de Diputados votó a favor de la reestatización de trenes
font size Imprimir

Share on facebook Share on email More Sharing Services

El proyecto sobre la reestatización de ferrocarriles obtuvo el apoyo del 91 % de la Cámara; hubo 22 ausentes; 7 abstenciones y 4 rechazos. El partido de Claudio Lozano votó dividido. La izquierda y Victoria Donda votaron en contra. Florencio Randazzo presenció la sesión desde los palcos. Gremialistas de la Unión Ferroviaria festejaron dentro y fuera del Congreso. Así con 223 votos afirmativos obtuvo la media sanción y pasó al Senado
 

El proyecto que declara de interés público la reactivación del sistema de ferrocarriles obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados con el voto positivo de una mayoría contundente: 223, lo que representa el 91 por ciento de un cuerpo compuesto por 257 legisladores.

 

 

El número incluye a casi todos los bloques parlamentarios: la UCR, el Frente Renovador, el Pro, el Partido Socialista, la Coalición Cívica-ARI, el adolfista Compromiso Federal y Suma+ de Martín Lousteau, el moyanista Cultura, Educación y Trabajo, además del Frente para la Victoria y de sus aliados tradicionales como el Frente Cívico por Santiago, Nuevo Encuentro y el Movimiento Popular Neuquino, entre otros.

 

Siete fueron las abstenciones: Margarita Stolbizer, Omar Duclós, Virginia Linares y Fabián Peralta del GEN; Alcira Argumedo de Proyecto Sur; Manuel Garrido -que se rebeló a la postura de la UCR- y Claudio Lozano de Unidad Popular.

 

Precisamente este último bloque votó dividido: a diferencia de Lozano, Antonio Riestra votó a favor; el otro integrante de la bancada, el sindicalista Víctor De Gennaro, estuvo ausente.

 

La lista de 22 diputados que estuvieron ausentes durante la primera votación nominal del año de la Cámara baja incluye a Gilberto Alegre, Alberto Asseff, Oscar Martínez, Mario Das Neves, Felipe Solá (Frente Renovador), Omar Barchetta (Partido Socialista), Ivana Bianchi, Fernando Salino (Compromiso Federal), Carlos Brown (FE), Patricia De Ferrari, Patricia Giménez, Héctor Gutierrez, María Semhan, Gustavo Valdés (UCR) a y el juecista Jorge Valinotto (Fte. Cívico Córdoba).

 

Completan la lista los kirchneristas Mónica Contrera, Mariela Ortiz, Jorge Rivas, José Villa y Javier Tineo y Sandro Guzmán, que están de licencia.

 

EL DEBATE
 

El proyecto declara de "interés público nacional y como objetivo prioritario" del país la política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas, a los fines de "garantizar la integración del territorio nacional y la conectividad del país, el desarrollo de las economías regionales con equidad social y la creación de empleo".

 

"El Estado nacional vuelve a asumir una potestad que le es propia pero que le fue entregada a los privados" con el "bochornoso proceso privatizador de la década del '90", explicó la presidenta de la Comisión de Transporte, María Eugenia Zamarreño.

 

La presidenta del bloque kirchnerista, Juliana Di Tullio, remarcó asimismo que "estamos construyendo una política de Estado y reparando errores del pasado".

 

La UCR respaldó el proyecto pero insistió con dos cambios puntuales: que los ferrocarriles sean declarados "servicio público" y que se incorpore a representantes de las provincias y del Congreso en el directorio de Ferrocarriles Argentinos.

Por la misma bancada, Julio Cobos destacó la reestatización ferroviaria "como parte de una futura política de Estado" y celebró "que comencemos a hablar en este país de políticas de largo plazo".

 

Federico Sturzenegger justificó el apoyo del Pro al proyecto, al asegurar que permitirá un "balance" entre el Estado y el sector privado.

"Este proyecto logra un balance con un Estado que invertirá en la infraestructura necesaria mientras que le permite al capital privado competir en la operación de manera sana", argumentó el legislador macrista.

 

Por el Frente Renovador de Sergio Massa, Felipe Solá admitió que "toda mejora del sistema de ferrocarriles tiene que ser entendida por la oposición como algo que necesitamos todos, como un intento válido de mejorar un desastre".

Empero, negó que se trate de un "proyecto de reestatización" y dijo en cambio que "es un proyecto de reordenamiento" que "no estatiza nada ni privatiza nada".

 

La precandidata a presidenta Margarita Stolbizer (GEN-FAP) se diferenció al encabezar la abstención del GEN. "Estamos frente a un problema más de relato que de vocación sincera de producir un cambio", consideró. Acompañaron esa postura sus pares Virginia Linares y Fabián Peralta.

 

Uno de los más aplaudidos de la sesión fue el diputado oficialista y referente de SMATA Oscar Romero, quien denunció que "es peor el 'gorilaje' de izquierda que el de derecha".

Fue en respuesta a su par Del Caño, quien se quejó de los festejos de representantes de la Unión Ferroviaria dentro y fuera del Congreso.

Romero, de familia ferroviaria, recordó su pasado como delegado de ese gremio, cuando fue despedido "por oponerse al cierre de los talleres".

 

También aprovechó para disparar contra los periodistas Mariano Grondona y Bernardo Neustadt. "La lucha no fue fácil, los medios nos pegaban por todos lados, éramos el mal de la Argentina, vagos, sucios, deficitarios, etcétera", relató.

Pero aseguró que "hoy nuestra presidenta nos da la posibilidad de recuperar nuestra historia, de dignificar a esa gran familia que son los trabajadores ferroviarios".

 

Fuente Parlamentario

http://lapistaoculta.com.ar/3/2/c/politica/item/6538-91-de-la-c%C3%A1mara-de-diputados-vot%C3%B3-a-favor-de-la-reestatizaci%C3%B3n-de-trenes.html?tmpl=component&print=1