miércoles, 14 de septiembre de 2016

apfdigital.com.ar 》Jorge Rivas presentó su libro en Paraná 》

■ Jorge Rivas presentó su libro en Paraná ■

- Está cuadripléjico desde 2007, prácticamente inmóvil; pero eso no le impidió desempeñarse como diputado nacional • Ahora recorre el país proponiendo "unir las diversas expresiones del campo popular"

Sabía que no sería una entrevista más. Temía hacer un mal papel, no estar a la altura de las circunstancias. Impresionarme por las condiciones en las que lo encontraría y que eso me impida lograr una nota digna.

Sabía de su estado por haberlo visto por televisión, hacía ya unos siete años. Pero también sabía que otra cosa era estar con él cara a cara. Sobre todo después de haberlo reporteado muchas veces, en las tantas visitas que había hecho a Paraná, antes de que a fines de 2007 quedara cuadripléjico tras recibir un golpe en la cara durante un asalto.

Por eso tomé una decisión: la entrevista no contendría una sola pregunta referida a su discapacidad. La nota hablaría de política, que para eso a fin de cuentas había venido a Paraná Jorge Rivas, ex diputado nacional y ex vicejefe de Gabinete de la presidencia de Néstor Kirchner.

Rivas vino el jueves pasado a presentar su libro "El rumbo: la izquierda en el Proyecto Nacional y Popular", con prólogo de la ex presidenta Cristina Fernández, y del diputado nacional Andrés Larroque.

Sería bueno saber qué piensa un cuadro político como Rivas de la diáspora kirchnerista. Qué piensa alguien como él, un cuadro formado en el socialismo, que fue cuatro veces diputado nacional; los dos últimos mandatos sobre una silla de ruedas, paralizado casi por completo.

• La otra vida

En su otra vida, Rivas fue abogado y docente universitario de Derecho Constitucional. Y un filoso orador, de voz grave y palabras justas.  Y ahora, que ya no puede hablar y se comunica mediante una computadora, descubro que pone el mismo cuidado en la sintaxis y la selección de las palabras adecuadas, aunque lleve tiempo.

Sus movimientos son mínimos. Apenas puede girar la cabeza y cambiar levemente la expresión de su mirada. También puede articular un dedo de su mano derecha con el que presiona el botón de un mouse. Gracias a un programa especialmente diseñado para su caso, puede comunicarse a través de una notebook.

El sistema interpreta el movimiento de sus ojos, lo que le permite desplazar el cursor con su mirada y seleccionar de un teclado virtual las letras en la pantalla.

Una vez elegida, con su dedo presiona el mouse y la letra se anota. En la parte inferior del monitor se van dibujando cada una de las letras escogidas. Lentamente, una detrás de la otra, se van formando las palabras primero y las oraciones después.

Luego, cuando considera que lo que tenía para decir está completo, Rivas selecciona "leer" y una voz artificial sale por los parlantes reproduciendo lo escrito.

• Caja de Pandora

Cuando llegó el momento del encuentro, al caer la tarde del jueves, consideré oportuno romper el hielo con un comentario de color, pero con contenido político.

"Jorge, como estás, un gusto volver a verte", le dije, animado y apoyando una mano sobre su hombro a modo de saludo.

  Me presenté y le recordé que, como diez años atrás, le había hecho varias notas en EL DIARIO. "Pero la última vez que te vi, venías acompañado de otro peronista, Juan Domingo Zacarías, que parece que ahora se ha vuelto bastante macrista", comenté, con una sonrisa.

Jorge rió. Podría decir que, a su modo, largó una carcajada. Abrió grandes los ojos, inclinó la cabeza hacia atrás y torció su boca de un modo en que no volvería a hacerlo por el resto de la hora que duró la entrevista.

Creo haber escuchado también que algún sonido se desprendía de su boca, como un suave quejido. Pero no estoy seguro.

Apenas había ingresado a la oficina de la Cámara de Diputados a la que me habían citado y recién estaba ubicando el lugar en el que debería sentarme, a su lado. Al lado de su silla de ruedas.

Tras lo que supuse fue una carcajada, Jorge rápidamente se puso a escribir, a contestar mi comentario. Y en la respuesta, confirmó que aquello que yo había escuchado unos minutos antes era una carcajada y que interpretaba con humor mi comentario inicial: "Esta provincia es una caja de Pandora, me han traído tantos políticos distintos que ya estoy bastante confundido", contestó la voz artificial, y Rivas volvió a reírse, pero esta vez sólo con los ojos.

--¿Y ahora quién te recibe?- pregunté. La respuesta demoró en redactarse varios minutos más que la anterior. Letra por letra, espacio por espacio, coma por coma, la oración que se formaba era claramente más larga. Ya había comenzado la entrevista en serio.

Finalmente, Rivas dio la orden "leer" y la voz artificial dijo:

-Yo vengo usando la excusa de la presentación de mi libro para recorrer el país tratando de articular una opción superadora al neoliberalismo macrista. En esa inteligencia es que hoy me voy a encontrar con distintos compañeros de esta provincia que, más allá de nuestras diferencias ideológicas, somos conscientes que el desafío de la etapa es unir las diversas expresiones del campo popular. Fragmentarnos sólo sería funcional al avance de la derecha.

-Cuál será la suerte del kirchnerismo, tomando en cuenta que muchos vienen marcando distancia o afirman que se trata de una etapa terminada. ¿El kirchnerismo es una etapa acabada o creés que puede llegar a liderar este proceso que está planteando?

-El kirchnerismo está más vivo que nunca en la sociedad. En cuanto a algunas pequeñas traiciones, son anécdotas menores, casi naturales en cualquier fuerza política del mundo que pierde las elecciones.

Después hay otros compañeros que, de buena fe, tratan de armar distintas alternativas opositoras. Pero, concretamente, sería un error táctico enorme si el kirchnerismo prescinde del PJ, o viceversa, para enfrentar al macrismo. Eso podría sentenciar a nuestro pueblo a sufrir gobiernos de derecha más de lo soportable.

-¿Creés que el triunfo de Macri se explica en buena medida en errores del proceso kirchnerista y, en tal caso, cuáles serían esos errores que no deberían repetirse en esta nueva construcción que proponés?

-No hay duda que el triunfo de Macri se debió más a errores propios que a méritos del propio Macri. Tampoco hay que olvidarse del rol determinante que jugaron los grupos mediáticos hegemónicos. Pero, volviendo a los errores propios, creo que el principal error es que subestimamos al enemigo.

-¿A los casos de corrupción que ahora se están ventilando, los incluís en la lista de las razones que posibilitaron el acceso de Macri al poder?

-Desgraciadamente la corrupción corroe a la política en todas partes del mundo y con absoluta transversalidad ideológica salpica tanto a gobiernos de izquierda, derecha y centro. Y la Argentina no es la excepción.

Pero cuando la corrupción proviene de funcionarios de gobiernos populares duele más. Pero pretender, como pretenden algunos medios aliados del gobierno y el gobierno mismo, convencer a la sociedad de que los cientos de militantes que ocupamos funciones políticas durante la última década somos lo mismo que José López, sus valijas de dólares y sus monjas, es en el mejor de los casos, una canallada.

Es el relato a través del cual la derecha trata de borrar todo vestigio de kirchnerismo de nuestro pueblo.

• Pendiente, por ahora

Entre pregunta y pregunta, en el espacio de tiempo que, en silencio, aguardaba que Rivas escriba su respuesta, imaginé terminar la entrevista preguntándole si creía posible que en la próxima visita a Paraná fuera recibido por sus viejos amigos socialistas, como otra "expresión del campo popular" que se uniera para frenar el "avance de la derecha".

Pero no hubo tiempo. Los seis minutos de grabación que pude registrar demandaron una hora de entrevista y el socialista K tenía que marchar hacia la Facultad de Trabajo Social para la presentación de su libro, que compartiría con tres kirchneristas entrerrianos, la diputada nacional Carolina Gaillard, el diputado provincial Pedro Báez y el ex diputado nacional Raúl Barrandeguy.

La pregunta y su respuesta, quedaron pendientes. Por ahora, los socialistas no kirchneristas miran en silencio como su última candidata a presidenta, Margarita Stolbizer, se acerca a Macri, publicó El Diario. (APFDigital)

http://www.apfdigital.com.ar/despachos.asp?cod_des=277894&ID_Seccion=2&fecemi=11/09/2016